Blogia

E.B_Pedro_León_Torres

E. B "Pedro León Torres"

E. B "Pedro León Torres"

Insignia de la institución.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Bienvenido

Ya tienes blog.

Para empezar a publicar artículos y administrar tu nueva bitácora:

  1. busca el enlace Administrar en esta misma página.
  2. Deberás introducir tu clave para poder acceder.


Una vez dentro podrás:

  • editar los artículos y comentarios (menú Artículos);
  • publicar un nuevo texto (Escribir nuevo);
  • modificar la apariencia y configurar tu bitácora (Opciones);
  • volver a esta página y ver el blog tal y como lo verían tus visitantes (Salir al blog).


Puedes eliminar este artículo (en Artículos > eliminar). ¡Que lo disfrutes!

E. B. “Pedro León Torres”

E. B. “Pedro León Torres”

La E. B. “Pedro León Torres” está ubicada en la Zona centro de Carora, final de la calle Bolívar, entre Calle Falcón y calle Comercio, del Municipio Torres Estado Lara.

Limites.

Norte:  Barrio Nuevo, Playa Freitez y Paseo Los Ilustres.

Sur: Barrio Torrellas y la Romana.

Este: Zona Comercial de Carora.

Oeste: Río Morere, caserío Cardonalito y Alemán.

Vías de Transporte

Calles de adoquines, debidamente identificados, servicios de transporte público.

Tipo de Vivienda.

Viviendas construidas en arquitectura colonial, pues las mismas datan de la época colonial.

Característica del Paisaje.

Cuenta con una ambiente natural (plaza Bolívar) bien arborizada y mantenida; el parque o paseos los Ilustres (ambiente Natural) con caminerias y arborización.

Otros servicios Educativos.

La escuela Pedro León Torres, Colegio Libertador, Colegio Antonio Herrera, Universidad Nacional Abierta, (UNA), Escuela Especial Morere, Escuela Especial Carora (Para atender niños con problemas auditivos y necesidades especiales), Universidad Politécnica Antonio José de Sucre, Universidad Central Lisandro Alvarado, Centro Educativo Emma Riera.

Culturales

Casa de la cultura Carora” Juan Martínez Herrera”; escuela de Música Juancho Querales, Biblioteca Riera Aguinagalde (con servicio de infocentro), Teatro Alirio Díaz, Escuela Bellas Artes y Teatro Colonial.

Religiosos

Cofradía “San Juan Bautista” con su curia y la catedral San Juan Bautista De Carora, capilla El Calvario, Casa hogar Maria Goretti.

De comunicación.

Social: Diario el Caroreño, Intercable; servicios de telefonía residencial y móvil.

Servicios públicos.

Luz eléctrica, aseo urbano, red cloacal y agua potable.

Elementos que contaminan el medio ambiente.

El desagüe de aguas negras al río y por ende su contaminación, desplazamiento vehicular (transporte).

 

Reseña Histórica

En el año 1925, cuando la procera ciudad de Carora, todavia un tanto aldeana, no obstante la presencia de dos importantes Institutos Educacionales, permanecía en obscuras tinieblas, en las que se movía mas o menos a tintas, la clase media y pobre.

Ante tal situación, la distinguida Srta. Carmen Elena montes de Oca, secundaba en su noble afán por otra abnegada maestra: Srta. Magdalena Perera, en iniciativa por la Primera Autoridad Distrital de aquella época; Gral Roberto Riera (de grata recordación) un glorioso 5 de Julio, encendió la bendita antorcha, a la cual dió el nombre sonoro a nuestro esclarecido de nuestro Héroe Epónimo: Gral. Pedro León Torres.

Remontándose en esos lejanos tiempos; El distinguir de los faros luminosos, la gente, se acercaban presurosas a llevar sus chicas, para que así se guiaran por los claros reflejos; y cada día acudían inquietas muchachitas.

Con 85 alumnas, provisionalmente instaladas, aunque en espacio reducido, en la casa de habitación de la Srta. Montes de Oca ubicada en la Calle San Juan entre Carabobo y Contreras, se inicio dicha Escuela: con 5o en primer grado, 22 en segundo, 8 en tercero y 5 en cuarto.

Al poco tiempo fue creado el quinto y el sexto grado; y ya en 1936, en la historiada Escuela, podían dictarse todas las asignaturas contempladas en el Programa de Educación Primaria.

Las muchachas caroreñas, desde entonces a esta fecha, han venido recibiendo ahí, valiosos conocimientos académicos, esmerado cultivo del espíritu, indispensable normas de conducta, que ellas han levado a la práctica, en la formación caroreña de sus hijos.

¿Cuan feliz se sentía nuestra joven maestra, al poder ofrecer  a sus alumnas, tan sabias enseñanzas en ambiente hogareño!.

Aquel Centro de Estudios, cada vez en aumento, no tenía local, es decir, funcionaba en cualquier casa alquilada, sin otro mobiliario que unas sillitas viejas; las preocupadas niñas aunque del todo incomodas, asistían a clases, con emoción sincera y cumplían con sus trabajos, sobre las propias piernas. La noble Directora la Srta. Carmen Elena, se dispuso a encarar tan ingente problema.

¿Cuántas noches de insomnio le costaría a ella, convertir en realidad, aquella idea genial que bullía en su mente; construir un edificio a su querida escuela.

Fue en una noche de esas que concibió otra idea: Adquirir un terreno amplio, en el cual llevaría a cabo aquel sueño, que al realizarse, impuso a esta insigne maestra, amargas privaciones, incontables diligencias, indecibles angustias, solemnes compromisos rumores callejeros...

La gente se complace en tejer comentarios adversos, ante cualquier proyecto, por muy bueno que él sea, pero Dios, siempre presta su generosa ayuda a quien se la merece.

Los hijos de Carora, conciben una idea, y la hacen efectiva, ¡No importa lo que cueste!

Y así vemos que un día del año 1943, apareció en la cale que lleva el nombre ilustre de Ramón Pompilio Oropeza, un edificio nuevo, alto, elegante, sobrio, con aire y luz suficiente, para alojar 300 niñas del pueblo.

Cómo se sentiría nuestra heroica maestra, cuando vio culminado su sueño dorado, plasmado en realidad ante sus ojos. Una imponente casa de 7 habitaciones confortables, dotada de amplios patios, jardines, limpios baños y otras dependencias.

Pero ella no aspiraba al dinero, pues era desprendida de los bienes terrenos; una irrisoria suma, le asignó el Ministerio de educación, sin embargo, se sentía feliz y satisfecha, cuando por las mañanas, en el jardín de entrada, preparaba un hermoso ramillete de flores, que le enviaba al Santísimo Sacramento y sus caras alumnas, cual afanosas aves que hacia el palomar vuelan, legaban presurosas sosteniendo los libros, y decían con cariño: ¡Buenos días, maestra! Ella le respondía con emoción sincera; y se regocijaba, cual una madre buena, cuando advierte del hijo, su agradable presencia... ¿ se dice madre? Si, tal titulo merece (los hijos del espíritu, como los de la carne, son llevados muy dentro).

Fueron tantas sus hijas que perdimos la cuenta, toda su ejemplar vida fue consagrada a ellas.

De tal testimonio, puede dar fe Leoncia C de Rodríguez, quien escribió con desden un pequeño libro de toda esta reseña de la escuela “Pedro León Torres” y muy en especial a la fundadora con quien tuvo el placer de trabajar junto a la Srta. Carmen Elena durante 14 años, al lado de esta ejemplar mujer, observando muy de cerca su calidad altísima de excelente maestra y persona. ¡Cómo amaba a sus niñas, a quienes atendía cual hijas verdaderas! Cuántos sanos principios inculcó en esas mentes de quienes hoy son responsables madres de familia, destacadas mujeres que prestan sus servicios con notable eficiencia, en delicados cargos... y a la patria enaltecen.

Ellas se les acercaban, planteándole confiadas sus diversos problemas, que ella les resolvía.

Sería muy difícil, conseguir en Carora, en Lara, en Venezuela, una maestra igual, otra Carmen Elena Montes de Oca.

¡Que bella es la confianza! ¡redentora tarea!.  Si en verdad es muy cierto que se hace por senderos peligrosos y estrechos, depende de nosotros que aparezcan las grietas, por donde siempre asoman venenosas malezas.

Y saber que casi siempre, ellas son cultivadas por los propios maestros. Es que todos tenemos flaquezas y defectos, pero si nos tratamos con caridad y nobleza, la anhelada armonía, existiría en el gremio.

¡Querida Directora! ¿Inolvidable Carmen Elena!, Con decisión tan firme te empeñaste en rasgar en Carora, de la horrible ignorancia, las espesas tinieblas, que ahí vemos tus huellas profundas, limpias, luminosas rectas, claramente marcadas con signos indelebles.

Tras ellas, manteniéndose firmes, sin dejarse arrastrar por las impetuosas corrientes materialistas, que hoy azotan al mundo; continúan tu estupenda obra, un grupo de magnificas educadoras torrenses, marchando a la vanguardia: Blanca Mejías Álvarez (Directora) y Julia Leal de Quintero (Secretaria).

Muy punzantes espinas, varias veces te hirieron, lo cual (según dijiste) creías compensado con la satisfacción que tu experimentaste ante tu noble esfuerzo.

Carora, agradecida por todo cuanto has hecho en beneficio de ella, lo levará grabada por siempre en el recuerdo.

Para 1975, la Escuela Nacional “Pedro león Torres”, contaba con 19 magnificas maestras que con acendrada vocación, atienden 700 alumnas, para quienes los espacios del edificio, ya resultaba completamente insuficiente.

Este agudo problema de espacio físico, como también otros que tan prestigioso Centro de Enseñanza confrontaba, deseaba en justicia, ver solucionados a la mayor brevedad.

El Dr. Domingo Perera Riera fue Gobernador en dos ocasiones, la primera desde el 25 de Agosto de 1.978 hasta el 14 de Marzo de 1.979 y la segunda, desde el 6 de Enero de 1.984 hasta el 6 de Febrero de 1.986. Este extraordinario caroreño, e través del despacho a su cargo, levó a cabo la construcción de la sede definitiva de la Escuela Torres. En entrevista realizada, informó que el motivo primordial que lo impulso fue la necesidad de un edificio moderno para tan importante Institución escolar y además rendir un homenaje sincero a su fundadora , la distinguida Educadora Carmen Elena Montes de Oca.

Señaló que en esta oportunidad le fue otorgado el contrato a una compañía netamente caroreña cuyos representantes eran unos Ingenieros de la localidad que estuvieron muy motivados en la ejecución de la obra, son ellos: Víctor Yépez, Luis Zubillaga y Miguel Ángel Herrera con la compañía HEZUYE.

El Dr. Perera agrego que en el octogésimo aniversario que sería motivo de gran satisfacción para la colectividad torrense el despeje inmediato de las ruinas de una antigua quesera adyacente a la escuela ubicada hacia la calle Lara y Falcón, a fin de agregar a la construcción áreas culturales y deportivas en ese espacio. En este sentido explico que en su gobierno no lo hizo por estar el lugar hipotecado a un banco nacional. 

En el año 2000, con motivo de la celebración del 75 aniversario de la Institución, la Prof. Isabel de Arispe, Directora de la misma, solicito al Ing. Leonardo Oropeza, Alcalde del Municipio Torres, fuese declarada la Escuela Patrimonio Cultural de los Torrenses exhortando al Ministerio de Educación, vista la importancia y trascendencia e dicha institución, a que fortalezcan y preserven a esta gran escuela, con las virtudes y tradiciones que la han caracterizado desde su fundación de probada eficiencia en el labor de educar a las jóvenes torrenses, manteniendo su condición de ESCUELA PARA NIÑAS.

A tal efecto el Alcalde, atendiendo a ésta petición y en uso de sus atribuciones legales, entregó un original del acuerdo publicado en la Gaceta  Oficial de la Ley Orgánica de Régimen Municipal, con fecha 1º de agosto de ese mismo año a las instituciones pertinentes.           

En el mes de abril del 2005, se llevó a cabo un proyecto patrocinado por el Rotary Club Carora Cuatricentenaria y el Club Rotary Anfitrión Guayaquil con el apoyo de las autoridades de la Escuela y Comunidad Educativa de Padres y Representantes, que consistía en dotar a la Institución de un “Centro  de Informática Biblioteca Virtual” que llevaba el nombre de “Blanca Mejías”con el fin de contribuir al desarrollo integral  de las alumnas al iniciarse en el conocimiento del mundo de la Informática  y en el aprendizaje de habilidades y destrezas en el manejo de equipos de computación.

Los rotarios estaban participando impartiendo clases de computación básica por dos horas académicas diarias, tres días a la semana, mientras el Ministerio de Educación Cultura  Deportes asignan el personal requerid También los rotarios, realizan visitas a fin de observar el funcionamiento de los equipos y las actividades que allí se ejecutan. Entre ellos cabe destacar al Sr. Aurelio Pereira, presidente de la Asociación Civil Pedro León Torres.

En Abril del año 2006, por medio de la gestión de la Profesora Gregoria de Pérez, la sala de Informática de El Rotary Club dona las 12 computadoras que estaban funcionando al servicio de las estudiantes a FUNDABIT (Fundación Bolivariana de Informática y Telemática) y está completa 20 máquinas para continuar con la gran labor que desempeñan los Tutores de estos Centros, la cual no solo es atender lleva a cabo la  para .Este Centro lleva por nombre CBIT Coronela “Manuela Sáenz”

fhfgh

El nombre del Héroe para una Escuela

   El distinguido escritor y periodista caroreño Luis Oropeza Vásquez, autor del libro "Vida y Sacrificio del General Pedro León Torres", premio Instituto Universitario Politécnico de Barquisimeto, escribió para nuestro folleto el siguiente artículo:

   El general Pedro León Torres, héroe Epónimo de nuestro distrito, es unas de las figuras más gallardas de la independencia de Venezuela y de Sur-América. Nació en Carora el 25 de Junio de 1788 y muy joven se incorporó al Ejército patriota para luchar hasta la muerte por la Emancipación de nuestras patrias. En el sacrificio por la libertad lo acompañaron 6 hermanos: Juan Asciclo, Bruno del Rosario, Francisco José del Rosario-comandante del batallón "Bravos de Apure" en Carabobo-Miguel María, Bernardino y Juan Bautista Torres. Las hermanas Manuela, Concepción y Reyes Torres también sufrieron persecuciones y angustias por la causa independentista y su nombre aparecen en la lista de las personas cuyos bienes fueron secuestrados por los realistas, según documento firmado por el señor Don Agustín Luis Zubillaga, fundador de este apellido en Carora. (El apellido original de la familia procera era de la Torre, pero los hijos de Don Francisco José de la Torre y Doña Juana Francisca Arrieche de la Torre lo redujeron a la sola palabra Torres,  porque no querían ostentar tradiciones que pudieran identificarlos con gentes dadas a las absurdas vanidades nobiliarias).

   Tres etapas especiales tiene que estudiar biógrafo cuando juzga y analiza la vida guerrera y libertadora de Pedro León Torres. La primera empieza cuando el Héroe se suma a las fuerzas patriotas al pasar por Carora el Marqués del Toro y termina cuando Boves hundió en la sangre y en el terror las ansías de libertad que nuevamente había despertado Bolívar después de la relampagueante invasión de 1813. La segunda se refiere a la participación de Torres en la Expedición de los Cayos y en la conquista de Guayana, sin la cual hubiera ocurrido Boyacá, Bomboná, Pichincha, Carabobo, Junin y Ayacucho, o sea las grandes Batallas de la independencia suramericana. La tercera etapa comprender de la actuación de Torres como jefe del ejército del sur Cundinamarca la más importante en su vida de guerrero de hombre y de ciudadano. Desde que llega al sur procedente de Apure, donde luchaba al lado de Páez, hasta la historia y terrible batalla de Bomboná, Pedro León Torres se destaca de manera singular en las páginas de la liberación suramericana, no sólo por su capacidad para organizar fuerzas militares, sino por su habilidad para conquistar amigo en una zona tradicionalmente realista y por su virtudes de ciudadano que le granjean el aprecio y el respeto de enemigos y partidarios .Está en lo cierto un notable historiador murtal de Colombia, cuando considera Pedro León Torres, Antonio José de Sucre, como los jefes de mas distinguidos que Bolívar llevó al sur, y de más fino tacto para actuar sin que se resquebrajaran las disciplina vitales en el momento, en una región que se señalaba por su fanatismo por el rey, al igual que los corianos de Venezuela, como lo del propio Torres en una carta para sus familiares de la ciudad de Carora.

   Desde 1810 hasta que encuentra la muerte, como consecuencia de las heridas en Bomboná, el General Pedro León Torres participa en numerosas batallas y da pruebas admirables de su patriotismo y de lealtad a la causa de independencia. Pero creo que basta con lo dicho brevemente, para que se aprecie debidamente la importancia de la hoja de servicio del General, en la conquista de independencia de Venezuela y de América del Sur. Su nombre merece siempre el recuerdo y el homenaje de las nuevas generaciones de la patria, porque el es símbolo de admiración militar y civil, de virtudes ciudadanas conocidas y de verdadero nacionalismo. Y resulta especialmente grato cuando el tributo a su memoria se resume en la obra cultural y civilizadora de una Escuela Nacional como la que acaba de cumplir en Carora 85 años, enseñando caminos de patria luminosas a las generaciones femeninas de la tierra nativa, teniendo como divisa el nombre del héroe epónimo, el mismo que dijo Bolívar en síntesis biográficas escrita para la eternidad. “Con la muerte de Torres hemos perdido un ciudadano digno de nuestro amor, el ejercito un soldado de gran mérito y la República uno de sus hombres de esperanza para el día de la paz”.

fgsg

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Docentes de la Institución

Docentes desde 1925

Carmen Elena Montes de Oca, Magdalena Perera, Graciela Salazar, Ada Castañeda, Leoncia Castañeda, Eliza Zubillaga, Petra de Alvarez, Belen de Alvarez, Margarita Riera, Isabel Pereira, María Curiel, Carmen de Riera, Julia de Quintero, Carmen de Sierralta, Felicia de Suárez, María de Lameda, Carmen Atala, Victoria Silva, Paula Torrealba, Juana de Alvarez, Blanca Mejías,Rosa de Sisirucá, Luz Lozada, Celia Hurtado, Berta Meléndez, Carmen Adela Saldivia de Pacheco, Lila de Oñatez, Luz Carrasco, Olga de Pineda, Coromoto de Piña, Victor Ramos, Rosario de D´ Damelio, Juana de Álvarez, Dilcia de Mendoza, Maritza de Riera, Leonor de Palma, Aura de Concha, Ana de Nieves, Corelia de Rodríguez, Carmen Crespo de Álvarez, Carmen Aurora Salazar, Lilian de Campos, Armancia García, Aida Noguera de Rodríguez, Gisela Meléndez de Lameda, Aurora Salazar, Rocio de Herrera, Coromoto Graterol de Piña, Mercedes de Hernández, Belkis Camacho de Hernández, María Victoria de Herrera, Avilia de Reyes, Cruz de Campos, Aleida Maureira, Daxi de Marín, Betty Barrientos, Herminia de Adan, Isabel de Arispe, Nuvia de Salas, Chiquinquira Figueroa, Henry Crespo, Marlin Angulo, Esperanza de Zubillaga, Maritza Cuevas, Minerva Palma (Difunta), Yolma de Martínez, Gregoria de Pérez, Gisela de Lameda, Laura de Ochoa, Florentina de Torres

 

Actualmente Laboran en la Institución los siguientes Docentes:

 

➢ Educación Inicial:

Kairelys Rivero, Yolizan Zerpa, Yumarlet Rosendo, Irma Olivar

 

➢ Educación Primaria:

Liseth Meléndez, Feliana Montes de Oca, María Elena Álvarez, Veronica Mendoza, Rosa Elena de Pérez, Nelida González, Orbelys Flores, Eglee Nieto, Rosa Zubillaga, Yubelly Rodríguez, Yamileth Herrera, Reina Monroe, Claudia Bermúdez, Nailet Viloria, Carmen C Torres, Betti Barrientos, Nelson Rodríguez, Ledy Salgar, Milagros Lameda, Mirta Alvarado, Lennys Alvarado, Carmen Piña de Sousa, Arlenis Aponte, Carmen León, Rosa Meléndez, 

➢ Especialistas en Cultura:

Yhonny, Angi

Tutores CBIT Coronela “Manuela Sáenz”:

Doc. Nelmy Gómez, Téc. Zulay Villegas, Ing. Lucy Ibarra

CANTO EN HONOR AL 85 ANIVERSARIO

I

Bajo el manto de María

Y la huella de Carmen Elena,

En el tiempo perdura

La educación de nuestra escuela.

Somos hoy los que formamos

Esta gran Institución

En los ochenta y cinco años,

Camino a una nueva generación.

 

Coro

Aquí están, ellas son las estudiantes

A quienes formamos con amor, mística

Y educación, el desempeño de

nuestro trabajo hoy así lo confirmamos.

 

II

Desde el cielo muy feliz

Debe estar Carmen Elena,

Pues su obra sigue viva

Y sembrando nuevas huellas,

Niñas son las que ustedes

Ponen en nuestras manos,

Porque saben que en la Pedro León

Encontrarán el apoyo de un hermano.

 

Letra: Prof. Carmen Piña

Arreglo y Música: Angely Sánchez.

Himno de la Institución “Pedro León Torres.

Coro

     Gloria al faro de luz encendido cincuenta años atrás en Carora, por las manos mil veces benditas de quien fue su noble fundadora. Con amor, pronunciemos su nombre: “Carmen Elena”; al igual que su ilustre apellido: “Montes de Oca”; únanse en conjunción armoniosa: “Carmen Elena Montes de Oca”. Ella fue quien infundio la vida a esta escuela que es timbre de honor de Carora Cuatricentenaria que la aprecia en su justo valor. En sus aulas, la mujer torrense ha encontrad ejemplar formación: un compendio de moral y luces, como dijo el Gran Libertador.

Coro

   Muchas otras insignes maestras su valioso concurso han prestado a este centro de Estudios Torrense que diez lustros tiene de fundado. Continuemos, maestras y alumnas laborando con f y entusiasmo, por la Escuela “Pedro León Torres”; del saber, es un “Templo Sagrado”.

Carmen Elena Montes de Oca.

   Florida alcurnia, rancio abolengo, tu alma de niña nació en Carora, y en estos versos que a darte vengo mi lira canta y el alma llora.

   ¡Oh! Montesori venezolana tienes sembrado muchos claveles! Dulce maestra pestalozziana toma este ramo de mis laureles. Tu escuela llámase “Pedro León Torres” y hay cien muchachos en sus seis grados. No tiene patios ni lindas torres, y tus cien niños apretujados, sin sol, sin aire, sin flores ni aves, sobre las piernas hacen sus planas encorvaditos cual viejos graves, y a ti, mirándolos  a te nacen canas, Tras largos años de tus ahorros la vieja escuela volviste nueva, y tus discípulos, lindos cachorros, te dicen madre, te llaman Eva. ¿Qué valen timbres a la oligarca, ni el abolengo de la hidalguía, si hay niños pobres en la comarca, y si esos lirios que hay en la charca, pueden ser astros de un nuevo día?

   Ritornelo:

   Dirán los críticos y los tacaños, linda maestra, que te hallas loca... Pero mil bocas de pocos años dirán a todos, propios y extraños: Carmen Elena Montes de Oca.

   ¿Qué costó aquello? Cuarenta miles! Cada Bolívar, cien voluntades! Son sus ahorros en quince abriles, y sin la ayuda de los ediles...

   No son mentiras, que son verdades.

   Y en las columnas, son los muros, los amplios patio y los jardines, se oyen las voces y los conjuros de mozuela y chiquitinas, que te bendicen a tu intelecto como una Diosa de los Altares  y que bendicen a tu arquitecto, varón  de gloria, Vinicio Álvarez. Y hoy cada grado tiene su sala con sol, con aire, aves y flores, que en tu jardines no hay yerba mala, si hay luz y viento en los corredores. Patio de juegos, preciosas aulas, Libros y muebles, color y aromas... Allí tus niñas no se harán maulas, pues que son libres como las palomas:

   Ritornelo:

   Dirán los críticos y los tacaños, linda maestra, que te hallas loca... Pero mil bocas de pocos años dirán a todos, propios y extraños: Carmen Elena Montes de Oca.

Bodas de Oro.

   Evócales con respeto recuérdalos con decoro la Escuela “Pedro León Torres” celebra sus bodas de oro.

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Biografía Srta. Carmen Elena Montes de Oca

Biografía Srta. Carmen Elena Montes de Oca

Rasgos Biográficos

         Un bendito día, 2 de noviembre de 1901, en el honorable hogar de don Juvenal Montes De Ocas y doña Elena Gutiérrez de Montes De Oca, vio la luz primera, una linda muchachita, la mayor de 10 vástagos (todos, respetables ciudadanos) nacidos de aquella feliz unión.

         Se dio por nombre: Carmen Elena: dilecta alumna del insigne educador Dr. Rafael Tobías Marquias; en el ’’Liceo Contreras’’. Fundado  por el, se inicio la Sta. Montes De Oca, en sus labores docentes.

         Posteriormente, se traslado a Siquisique (Distrito Urdaneta del Estado Lara) donde fundo una escuela privada.

         Mas tarde, el 5 de julio de 1925, Carmen Elena Montes De Oca funda en Carora, la escuela ’’Pedro León Torres’’, a la cual, con la mayor nobleza, consagro su prodiga y ejemplar existencia.

         Fue jubilada por el  ministerio de educación en 1959, habiéndosele conferido en aquella ocasión, la ’’Orden 27 de Junio’’ (primera clase, después de 41 años de incansable labor profesional.

         Y una fría noche de el 7 de Noviembre de 1971, cuando ya creíamos favorable superada, una grave dolencia que ella afronto con excepcional valentía, los nobles corazones de los caroreños, vibraron al unísono, ante el dolor producido por la ingrata noticia que se corrió de boca en boca: ’’Murió la Sta. Carmen Elena Montes De Oca’’.

         En su amplia y acogedora residencia, como en la sede de la Escuela ’’Pedro León Torres’’, estuvo recibiendo el expresivo homenaje de toda la comunidad torrense. Y dentro de una impresionante demostración de duelo popular en hombros de familiares y amigos, fue conducida a la última morada..

         Así se marcho de entre nosotros, Carmen Elena Montes De Oca, pero su estupenda obra, continua en plena vigencia, para orgullo y provecho de Carora Cuatricentenaria.

         Por su parte, la Srta. Magdalena Perera, nació en Carora, el 26 de marzo de 1888: la segunda de 5 hijas (todas ejemplares damas) nacidas en el respetable hogar de don Ramón Perera M. y doña Clemencia Álvarez De Perera.

         Al igual que Magdalena, una de sus hermanas: María Perera Álvarez, notable educadora, realizo en Carora, una amplia y sostenida labor cultural y docente.

         Magdalena Perera, maestra de profunda vocación y de elevada talla moral, fundo con la Srta. Montes De Oca, la escuela  nacional ’’Pedro León Torres’’. Su innata sencillez y humildad, resaltan entre las bellas virtudes que adornaron su singular personalidad.

         Fue jubilada, con una ínfima pensión, en 1939.

         Murió en Barquisimeto, el 30 de agosto de 1968, a la edad de 80 años.

Directoras de la institución desde 1925 hasta la actualidad

  • Señorita Carmen Elena Montes De Oca(19258-1959) (Biografía)
  • Blanca Mejias (1960-1980)
  • Rosario Camacho D’Amelio (1981-1992)
  • Profesora Isabel De Aríspe (1993-2001)
  • Profesora Gregoria Pérez de Piñango (Directora Encargada de 2002-2005)
  • Profesora Laura Ibarra De Ochoa (Directora Encargada de 2006-2008)
  • Profesora Gisela Meléndez de Lameda (Directora Encargada de 2009- hasta la Actualidad).

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres